Skip to content

Cómo hacer kéfir de leche

kefir grains

Su leyenda tradicional sobre el origen de los granos de kéfir es que el profeta Mahoma regaló granos de kéfir a los cristianos ortodoxos de esta región. Se dice que Mahoma enseñó a la gente cómo hacer kéfir, y la gente veneraba el kéfir como un alimento que promueve la salud. Enjuague los granos de kéfir en agua fría y aliméntelos nuevamente. El kéfir se puede comer de inmediato o guardar en el refrigerador hasta por 1 semana.

kefir grains

Cultivo de iniciación de queso crema

Entonces, en otras palabras, si es posible, no enjuague los granos antes de comerlos o puede perder estos beneficios plantillas de excel adicionales. Con toda seriedad, comer granos de kéfir de leche puede ser muy beneficioso para algunas personas.

Granos de kéfir de leche

Y cuando se sumergen en la leche, comen la lactosa de la leche y, a cambio, crean la leche espesa, cuajada, agria y burbujeante que llamamos kéfir. También tiene menos lactosa que la leche… cuanto más fermenta, más lactosa se consume. El kéfir es un producto lácteo fermentado similar al yogur, excepto que el cultivo madre es tanto de bacterias beneficiosas como de levadura. 1) En un frasco limpio de 1 litro, agregue el azúcar y el agua, cierre bien la tapa y agite para disolver el azúcar. Agregue granos de kéfir de agua (y frutas / saborizantes opcionales). Asegúrese de aflojar la tapa; o quítelo y reemplácelo con una cubierta de tela de tejido apretado, asegurada con una banda de goma. Muchas veces la leche orgánica que compras en una tienda es ultrapasteurizada, incluso si no dice ultrapasteurizada.

  • Al igual que el yogur y otros productos cultivados y fermentados, el kéfir de leche está lleno de probióticos, que ayudan a una digestión saludable.
  • Las bacterias y levaduras saludables en los granos de kéfir eliminan cualquier bacteria que no sea saludable o que se eche a perder, que de otro modo se apoderaría de la leche que queda a temperatura ambiente.
  • El proceso de fermentación también cambia algunas de las estructuras proteicas de la leche, lo que facilita su digestión.
  • kə-FEER), es una bebida láctea fermentada similar a un yogur diluido que está hecho de granos de kéfir, un tipo específico de cultivo simbiótico mesófilo.
  • El kéfir de leche es un producto lácteo fermentado similar en muchos aspectos al yogur y al suero de leche.

Vegetales fermentados Una deliciosa selección de vegetales orgánicos fermentados naturalmente de Caldwell, sin pasteurizar para preservar sus enzimas naturales, bacterias lácticas y ácido láctico, que son importantes para su salud. Los granos se multiplicarán siempre que se mantengan en leche fresca a la temperatura adecuada (idealmente alrededor de 22-25 ° C). Cuando el producto se coloca en la nevera, la temperatura fría inhibe el proceso de fermentación. Después de aproximadamente 24 horas a temperatura ambiente, los granos se filtran del kéfir y se transfieren a un nuevo lote de leche y se usan nuevamente para permitir que sigan reproduciéndose; este ciclo puede continuar indefinidamente. La gente de las montañas del Cáucaso ha estado haciendo kéfir durante cientos de años. En esta región, los granos de kéfir se conocen con el nombre de “Granos del Profeta”.

Revuelva bien con la espátula, vuelva a colocar la tapa sin apretar y déjela a temperatura ambiente para el cultivo. El cultivo requerirá de 20 a 40 horas, dependiendo de la temperatura y la proporción de granos de kéfir a la leche. Coloque los granos de kéfir cultivados y la leche en un colador o colador, con un tazón grande debajo. Exprima el kéfir cultivado de los granos con una espátula de goma. Cultiva los granos de kéfir durante al menos un día a temperatura ambiente. Si el kéfir debe refrigerarse y no cambiarse durante uno o dos días, cultívelo unas horas para que desarrolle acidez y luego colóquelo en el refrigerador.

Cultivo de arranque de vanguardia para verduras frescas

Puede usar un colador de acero o plástico para colar el kéfir espesado en un recipiente debajo. El kéfir es excelente por sí solo, con una pizca de sal agregada o con un poco de miel, jarabe de arce o conservas de frutas mezcladas antes o después de la fermentación. Una de mis adiciones favoritas son las cerezas frescas, que, si se agregan a la leche antes de que fermente, se vuelven efervescentes cuando el kéfir está listo. La cultura del kéfir está entrelazada con la cultura nómada de las altas estepas de Asia central. Coloque los granos de kéfir lavados y escurridos en la jarra y cubra con la leche de su elección hasta que los granos de kéfir estén flotando.

Los granos de kéfir no son granos en absoluto (¡no se preocupen, gente sin gluten!). Estos “granos” son en realidad estructuras celulares diminutas, gomosas y de aspecto nudoso que albergan las bacterias y la levadura que fermentan el kéfir. Estos granos son el kéfir de leche equivalente al scoby que se usa para hacer kombucha. El kéfir se elabora agregando granos de kéfir a la leche, generalmente en una proporción de 2 a 5% de granos con respecto a la leche.

Es lo que hace que los granos sean pegajosos y un poco viscosos. Está hecho principalmente por Lactobacillus kefiranofaciens. Hay muchos compra venta automoviles estudios que muestran los beneficios del kefiran, como antitumoral, antifúngico, antiinflamatorio y tiene capacidades curativas.

A continuación, la mezcla se coloca en un recipiente resistente a la corrosión, como un frasco de vidrio, y se almacena preferiblemente en la oscuridad para evitar la degradación de las vitaminas sensibles a la luz. Durante el proceso de fermentación, los granos se agrandan y eventualmente se parten formando nuevas unidades. Las levaduras de acción lenta, al final del proceso de fermentación, descomponen la lactosa en etanol y dióxido de carbono. Como resultado de la fermentación, queda muy poca lactosa en el kéfir. También se ha demostrado que los productos lácteos fermentados tienen un tiempo de tránsito más lento que la leche, lo que puede mejorar aún más la digestión de la lactosa. Nuestros granos de kéfir de leche se envían en estado deshidratado en un paquete sellado con barrera.

Tal vez haya escuchado a alguien decir que se ha beneficiado de comer sus granos. Tal vez solo tenga un poco de granos extra y se preguntó qué tan beneficioso sería ingerirlos usted mismo. Si no lo ha probado, no es tan extraño o de mal sabor como podría pensar. Si está buscando una opción no láctea, intente preparar el kéfir con leche de coco. Dado que la leche de coco carece de las mismas proteínas y nutrientes que la leche animal, los granos de kéfir perderán su vitalidad después de un tiempo. Para refrescarlos, vuelva a ponerlos en un poco de leche animal por un lote o dos. Desafortunadamente, no he tenido éxito en la elaboración de kéfir de leche con leche de almendras, leche de soja u otras leches sin lácteos.