Skip to content

Cultivos orgánicos

kefir buy

Cuando haya terminado de fermentar, simplemente cuele los granos y disfrute de su kéfir. Una vez elaborado, el kéfir se puede almacenar en la nevera como el yogur.

Nuestras 10 mejores bebidas de kéfir favoritas … y una que incluso puedes preparar en casa

  • Este batido de leche de kéfir es de sabor simple hecho con leche baja en grasa.
  • Comience cada día de la manera más saludable con una bebida de yogur Lifeway Kefir.
  • Rica en proteínas y repleta de probióticos alineados, es la bebida de refuerzo diaria perfecta.
  • Pruebe las bebidas proteicas de Kefir para descubrir los beneficios por usted mismo y ver por qué los productos de Kefir se han vuelto tan populares.
  • El kéfir de agua se elabora de manera similar al kéfir de leche.

Hay muchos minoristas que venden granos de kéfir, muchos de los cuales enviarán los granos a su puerta. Las tiendas naturistas pueden vender kéfir, y las tiendas especializadas en cultivos tienen varias variedades.

kefir buy

Cultura de iniciación de yogur búlgaro

El kéfir es una bebida láctea cultivada y fermentada, originaria de la región montañosa que divide Asia y Europa. Es similar al yogur, pero de consistencia más fina, por lo que es más una bebida. El kéfir tiene un sabor agrio y ácido y un ligero “burbujeo” debido al dióxido de carbono, el producto final del proceso de fermentación. El kéfir es una buena fuente de calcio y es rico en bacterias probióticas. Aunque el kéfir está disponible en estos días, es rápido, fácil y barato hacer el suyo. También es probable que el kéfir casero sea más alto en probióticos que el que se compra en la tienda.

kefir buy

Repleto de enzimas, vitaminas, minerales y bacterias beneficiosas, el kéfir es una bebida a base de agua o leche potable fermentada con un sabor agrio, refrescante y burbujeante. Y cuando se trata de los beneficios del kéfir, los probióticos y la salud intestinal respaldada son parte del curso.

kefir buy

La práctica de hacer kéfir de leche existe desde hace varios miles de años, y tradicionalmente era una forma de conservar la leche fresca y hacerla durar más. Las bacterias y levaduras saludables en los granos de kéfir eliminan cualquier bacteria que no sea saludable o que se eche a perder, que de otro modo se apoderaría de la leche que queda a temperatura ambiente.