Skip to content

Kéfir

Content

Producción de leche de yegua

kefir kumis

bulgaricus y levaduras fermentadoras de lactosa. Las leches viscosas, populares en Escandinavia, utilizan entrantes que producen limo, lo que le da una calidad viscosa única al producto final. Durante la fermentación del kéfir, la grasa de la leche es hidrolizada por las levaduras y se forman varios metabolitos, que incluyen principalmente metilcetonas, alcoholes, lactonas y ésteres. El kéfir elaborado con leche de soja o suero tenía un mayor contenido de proteínas que los elaborados con leche. Las levaduras son capaces de hidrolizar proteínas en péptidos y aminoácidos de peso molecular medio o pequeño en kéfir. Los principales aminoácidos producidos durante la producción de kéfir son treonina, serina, alanina y lisina.

kefir kumis

Durante la fermentación, las bacterias lactobacilos acidifican la leche y las levaduras la convierten en una bebida carbonatada y ligeramente alcohólica. Debido a que la leche de yegua contiene más azúcares que la leche de vaca o de cabra, cuando se fermenta, el kumis tiene un contenido de alcohol más alto, aunque todavía suave, en comparación con el kéfir. Laban es una bebida láctea cultivada, generalmente basada en leche de vaca y consumida en muchos países del Golfo. Existen productos similares en Egipto, Túnez y Marruecos.

Producción de Kumis

kefir kumis

Laban tradicional hecho en casa contiene una mezcla de LAB, mohos y levaduras. Se utilizan tres cepas de LAB en su preparación comercial. Lassi es una bebida de yogur de la India Oriental que se puede endulzar y aromatizar con agua de rosas o frutas. El kéfir se originó en Rusia y ahora también es popular en Polonia, Alemania y Suecia. Este producto tradicional se elabora generalmente con leche de vaca o cabra y granos de kéfir que contienen una mezcla compleja de microorganismos que incluyen bacterias, levaduras y un polisacárido de origen microbiano. Koumiss también se originó en Rusia pero se basa en la leche de yegua.

  • Leche estandarizada, tonificada y doble tonificada son aquellas leches en las que la estandarización del contenido de grasas y sólidos no grasos se realiza mediante la adición o eliminación de nata.
  • El iniciador se propaga como una especie de cultivo continuo en leche de yegua.
  • Hoy en día, se elabora un producto de imitación del kumiss a partir de leche de vaca.
  • Debido a que la leche de vaca tiene una mayor proporción de caseína a proteínas séricas y menor contenido de lactosa, la composición de la leche de vaca se ajusta añadiendo un retenido tratado térmicamente de ultrafiltración de suero.
  • La leche se agita para dispersar las partículas de proteína, se embotella y luego se mantiene a una temperatura más baja (4 a 6 ° C).

Pero como es tan diferente de todas las demás bebidas, definitivamente vale la pena intentarlo. Este es un producto lácteo fermentado, originalmente elaborado con leche de yegua. De ahí un buen ejemplo del estilo de vida de los antiguos habitantes de las estepas asiáticas. Estas personas estuvieron rodeadas de caballos desde compra venta automoviles el día en que nacieron, y como figura retórica los montaron antes de que pudieran caminar. En las amplias llanuras desnudas, estas tribus dependían plenamente de sus animales de confianza. Para transporte, peleas, ropa y comida y bebida. Kumis es una bebida láctea fermentada similar al kéfir elaborado con leche de caballo.

Se elabora fermentando la leche de yegua mientras se revuelve o se bate. Ahora, plantillas de excel en primer lugar, ambas bebidas no contienen un alto porcentaje de alcohol.

Los aminoácidos se degradan aún más a alcoholes, aldehídos, ácidos volátiles, ésteres y compuestos que contienen azufre. Se ha informado que el nivel de aminoácidos de cadena ramificada, que son precursores de compuestos aromáticos, es más alto en el kéfir que en el yogur. De manera similar, se encontró que las concentraciones de péptidos hidrofóbicos en el kéfir polaco eran más altas que en la leche o el yogur. Se informó la formación de aminas biogénicas, como tiramina, putrescina, cadaverina y espermidina, durante la fermentación del kéfir. Se ha informado la presencia de macrominerales, como potasio, calcio, magnesio y fósforo, y de microminerales, como cobre, zinc, hierro, manganeso, cobalto y molibdeno, en el kéfir. reportaron kumis colombianos alternativos como leche de vaca fermentada, ampliamente consumida en áreas rurales y urbanas en el suroeste de Colombia. El producto final de esta fermentación es una bebida de bajo contenido alcohólico (1% –2%), cremosa y espumosa, con un ligero grado de acidez.