Skip to content

Kéfir tradicional

kefir farmer

Desde sus orígenes ancestrales hasta la actualidad, el kéfir de leche es un superalimento que ha enriquecido la salud de la humanidad. Si bien este kéfir producido industrialmente puede tener sus propios beneficios para la salud, la investigación que examina dichos beneficios no se ha realizado o no está publicada. El kéfir es una bebida láctea fermentada similar a un yogur fino que está hecho de granos de kéfir, un tipo específico de cultivo simbiótico mesófilo.

Fácil de preparar y disfrutar, la leche fermentada es buena para el cuerpo

Quizás la historia de la adoración cercana y una tremenda letanía de beneficios para la salud creen una actitud de respeto. O simplemente, el hecho de que requieren cuidados diarios para mantenerlos saludables hace que los granos de kéfir parezcan un cruce entre una mascota y un invitado de honor. El kéfir se elabora en Johnsons mezclando leche fresca cruda en cubos de 5 galones con el “cultivo” o “madre” del grano de kéfir.

kefir farmer

El kéfir suele tener una consistencia más fina que el yogur y es más adecuado para beber. Imagina un cruce entre requesón y coliflor y estás muy cerca de imaginar los granos de kéfir. Son grupos pequeños, opacos e irregulares que se sienten resbaladizos y blandos al tacto. Cultivarán leche de vaca, así como sus sustitutos a base de soja o nueces. (Otro tipo de granos, conocido como kéfir de agua, crece en agua azucarada).

Cuando se colocan en la leche, los granos de kéfir metabolizan y fermentan la leche mientras crecen y se reproducen. El líquido que queda cuando se filtran los granos es la bebida de kéfir. Luego, los granos se reutilizan para hacer lotes sucesivos de kéfir. Si se cuidan adecuadamente, los granos de kéfir pueden vivir y continuar fermentando indefinidamente.

Cómo hacer queso de granjero

El proceso en sí es bastante simple: comenzamos transfiriendo los granos de kéfir activos a la leche fresca. Después de eso, cubrimos el frasco con leche y granos de kéfir y lo colocamos en un lugar cálido. Por lo general, la leche tarda 24 horas en fermentar, pero el tiempo puede variar según el calor, por lo que es una buena idea revisar su kéfir de vez en cuando para obtener la consistencia y el sabor correctos. Después del proceso, separa los granos de kéfir de su kéfir recién hecho y los coloca en un nuevo lote de leche. Puede utilizar un colador de malla de plástico para la separación. El kéfir es una bebida láctea fermentada, elaborada a partir de un cultivo de levaduras y bacterias. Un hecho interesante es que debido a que el kéfir se fermenta, la mayoría de las personas intolerantes a la lactosa pueden beber kéfir.

El kéfir es un producto lácteo fermentado complejo creado a través de la fermentación simbiótica de la leche por bacterias del ácido láctico y levaduras … Para hacer kéfir, necesitamos los llamados granos “iniciadores”, donde encontramos la levadura y las bacterias necesarias para que se lleve a cabo el proceso. También puede comprar granos de kéfir de leche deshidratada si no tiene acceso a los frescos. Tradicionalmente, el kéfir se elabora con leche de vaca, pero como alternativa, también puedes usar diferentes tipos de leche: de cabra, arroz, leche de coco, solo por nombrar algunos.

kefir farmer

Comida52

La bebida se originó en el Cáucaso, Europa del Este y Rusia, donde se prepara inoculando leche de vaca, cabra u oveja con granos de kéfir. Estas instrucciones serán para el kéfir de leche de vaca. Si es nuevo en los productos lácteos cultivados, es posible que se pregunte si debe hacer kéfir de leche o yogur, ¡o si realmente importa! Ambos son alimentos cultivados fantásticos, sin embargo, tienen sus diferencias. Quizás porque los granos de kéfir son visibles, la gente tiende a tratarlos con una cierta reverencia que generalmente no se otorga a otras culturas alimentarias.

Idealmente, el cultivo de kéfir vivo proviene de un agricultor o de un hogar que tiene algo de sobra, pero los granos de kéfir secos se pueden comprar a través de Internet o en la mayoría de las tiendas naturistas. Una taza de cultivo es suficiente para un galón de leche si se cultiva durante 24 horas.

  • También puede comprar granos de kéfir de leche deshidratada si no tiene acceso a los frescos.
  • El kéfir es un producto lácteo fermentado complejo creado a través de la fermentación simbiótica de la leche por bacterias del ácido láctico y levaduras …
  • Para hacer kéfir, necesitamos los llamados granos “iniciadores”, donde encontramos la levadura y las bacterias necesarias para que se lleve a cabo el proceso.
  • El proceso en sí es bastante simple: comenzamos transfiriendo los granos de kéfir activos a la leche fresca.
  • Tradicionalmente, el kéfir se elabora con leche de vaca, pero como alternativa, también puedes usar diferentes tipos de leche: de cabra, arroz, leche de coco, solo por nombrar algunos.

Aunque se da cuenta de que muchas personas se sienten atraídas por el kéfir de agua sin lácteos, Schwenk sigue siendo fanático del kéfir de leche. Ha hecho kéfir vegano, pero dice que los mayores beneficios están en el kéfir de leche. Ella señala que el kéfir de agua tiene 14 hebras de bacterias y levadura, pero el kéfir de leche tiene más de 50 hebras. La historia de la génesis de la mayoría de los defensores de los alimentos saludables generalmente comienza con un susto personal de salud. En el caso de Schwenk, estaba buscando respuestas para ayudar a su hija prematura a prosperar. Schwenk leyó el libro de Sally Morell, “Nourishing Traditions”.

Morell detalla los beneficios del kéfir en su libro y la facilidad para prepararlo. El kéfir se elabora utilizando granos de kéfir para cultivar leche cruda. Debido a que el kéfir se puede cultivar a temperatura ambiente, solo se necesitan 24 horas para prepararlo. Actualmente, muchos consumidores preocupados por su salud utilizan granos de kéfir para producir fácilmente su propio kéfir de leche en casa. A diferencia del kéfir comercial que se desarrolló en Rusia, la mayor parte del kéfir preparado comercialmente en el mercado actual se elabora con cultivos de kéfir en polvo de fraguado directo. Estos cultivos en polvo contienen considerablemente menos cepas probióticas que los granos de kéfir, pero producen un producto comercial más consistente.