Skip to content

Receta casera de kéfir

Content

homemade kefir

Como muchos iniciadores de fermentación, el nombre sugiere otro alimento que tiene una forma similar. En este caso, la forma de coliflor del polisacárido es creada por la simbiosis de bacterias y levadura y se pensó que se parecía a los granos de trigo.

Beneficios de hacer kéfir casero

Muchas historias dicen que los granos fueron un regalo de Alá, otros piensan que podrían ser el maná mencionado en la Biblia. Con tal plantillas de excel misterio divino rodeándolos, determinar de dónde vinieron es difícil de precisar, pero tenemos nuestra propia teoría de su origen.

Cómo hacer kéfir

homemade kefir

Mucho depende de cómo su receta de kéfir de leche coincida con el entorno de elaboración, el tipo de leche y mucho más. También llamado champán de leche, tiene innumerables usos más allá de un batido matutino. Si bien el yogur es uno de los alimentos probióticos más conocidos, el kéfir es una fuente más potente. Los granos de kéfir contienen hasta 61 cepas de bacterias y levaduras, lo que los convierte en una fuente probiótica diversa y rica.

  • Aunque predominan algunos microbios, las especies de Lactobacillus siempre están presentes.
  • La bebida se originó en el norte del Cáucaso, Europa del Este y Rusia, donde se prepara inoculando leche de vaca, cabra u oveja con granos de kéfir.
  • Se asemeja a pequeños granos de coliflor, con un color que va del blanco al amarillo cremoso.
  • La flora microbiana puede variar entre lotes de kéfir debido a factores como los granos de kéfir que salen de la leche durante la fermentación o la formación de cuajada alrededor de los granos, así como la temperatura.

Mueva a la nevera para un almacenamiento más prolongado. Para almacenar granos de kéfir de leche a corto plazo, vierta leche sobre ellos hasta que estén cubiertos. ¡Los granos de kéfir de leche no son técnicamente granos en absoluto!

Como todos los alimentos fermentados, tiene un sabor agradable. Muchos dicen que tiene un sabor a queso o compra venta automoviles yogur, pero ninguno de estos captura totalmente el sabor dinámico y ligeramente efervescente del kéfir.